#TSocial y...

#TSocial y...

#TSocial y...

#TSocial y...

Sobre el Trabajo Social.

Main Image Fiddler crabs by Kathy on Flickr (CC BY 4.0) adapted text on the material

Partiendo de una entrevista sobre Trabajo Social que me realizó una amiga de Colombia a la que por diversas razones no le respondí a tiempo, escribí estas palabras que aquí les comparto. Como en otra oportunidad he afirmado, nada de lo que escribo está o estará concluido y en este caso menos aún, ya que, lo expresado líneas abajo es parte de un dinámico debate, que además se actualiza en la medida en que se profundiza teóricamente, en la praxis de cada una de las y los Trabajadores Sociales, y por supuesto en el marco del cambiante contexto general de la sociedad en el mundo y particularmente en Venezuela.

Empezaré ahora sí, intentando profundizar sobre el objeto de conocimiento, partiendo de algunas concepciones existentes, por ejemplo, se dice (según el cuento de algunos teóricos) que el objeto de conocimiento es la cosa o fenómeno que pretendemos conocer. También se afirma que nada podría ser conocido si no existiera un ser con la capacidad de conocer, y nada podría ser conocido si no existiera una realidad con objetos posibles de comunicarse como seres cognoscibles.

Ahora particularmente, yo prefiero hablar de lo que se busca conocer o sujeto de conocimiento. ¿Por qué sujeto y no objeto? Pues sencillo, la mayoría de las concepciones del mundo parten unos, de que la “realidad” existe como producto del pensamiento, es decir, pienso luego existo y otras a la inversa, es decir, el pensamiento es construido por la “realidad”, el pensamiento es condicionado por la “realidad”, subjetivos por un lado y objetivos por otro aparentemente. Y además de seguir colocando comillas a elementos dudosos para mí, sigo preguntándome cosas para responderme ¿Por qué preferiría sujeto y no objeto?, ¿solo se realiza la labor de conocer en el que aborda a lo que quiere o a quien quiere conocer? ¿existe un conocimiento mutuo, la labor de conocer es mutua? ¿Qué es real y que no lo es a esta altura de la evolución de la humanidad, donde ya tiene bastante rato en boga la física cuántica por ejemplo?. Si yo naufragara en una isla donde hablan otro idioma desconocido para mí, ¿sería yo el único que realizaría la labor de conocer? ¿Acaso los que se cruzan conmigo son incapaces de conocer a quien los conoce? La llegada de Colón y de todos los europeos en ese entonces a América fue una labor de conocimiento de un lado hacia el otro o fue una labor mutua?

Pondré un ejemplo de situaciones que como Trabajador Social e abordado en algunos momentos de mi ejercicio profesional. Niños, niñas y adolescentes en situación de calle, sus historias de vida. Un adolescente de catorce (14) años me mencionaba en una oportunidad, “vivo mejor en la calle, mi casa, la de mi mamá es muy pequeña, yo vivía con ella y tres hermanos y dos hermanas, una de ellas tiene 16 años y ya tiene dos hijos que también están en casa, a veces un marido de mi mamá se queda en casa así como el novio de una de mis hermanas, tenía yo que estar todo el día fuera de mi casa porque éramos muchos, había muchos gritos, ruido, música, peleas y sobre todo no había comida suficiente para todos, muchas veces ni agua teníamos… etc. En la calle tengo mis espacios, como cuando y donde quiera, porque pido dinero y me dan suficiente para comer y para comprar mis piedritas que me hacen sentir mucho mejor, sobretodo en las noches” está de alguna forma, traducido y abreviado este relato, pero, su quehacer, sus pensamientos, pudieran decirse que fueron generados por una “realidad”, por una “sociedad”. Pudiera decirse su existencia determinó sus pensamientos.

Otro ejemplo es el de un adolescente que estando en calle por años logró ganarse el cariño de una familia, la que posteriormente lo recibió en su hogar, luego de que solicitaran ser formalmente su familia sustituta. Se incorporó al sistema educativo y nadie se imagina que estuvo en calle desde los 8años hasta los 14años, y menos aún, cuando su apariencia en calle no era nada saludable en ese entonces por el consumo de drogas al que estaba habituado, entre otras cosas. En él, algo sucedió que evitó, que la “realidad” lo condicionara y determinara su rumbo en la vida.

No alcanzarían 100 hojas para profundizar en que fue, lo realmente determinante, para decidir la situación actual que viven sea cual sea
la que vivan ellos. Sin embargo, mi abordaje de sus situaciones de vida hizo encontrar muchas respuestas a interrogantes propias, sus vidas no están desconectadas de la mía, quizás la vida de nadie en este mundo está desconectada de mi vida y eso en mi derrumba muchas teorías. El mundo, la sociedad no es un ente dividido de mí, separado de mí, soy uno con el mundo y uno con la sociedad, la construyo y me construye, nos retroalimentamos, somos, y el uno sin el otro, no existe.

Siendo en mí esto así, en este contexto, como ya mencioné y como Trabajador Social incluso, no hablaría de Objeto de Conocimiento,
hablaría más bien de lo que busco conocer en mí, hablaría de sujeto que se conoce a sí mismo al conocer la sociedad. Pudiera sonar extraño pero así es para mí, en la medida que conozco a “otro”, me conozco a mí mismo, me desagrade o agrade, siempre reflejan a este personaje que soy, lo que me lleva a que, lo que busco conocer, el sujeto a conocer también desde el Trabajo Social, es el mundo, la sociedad, soy yo mismo.

Partiendo de considerar al Trabajo Social como una profesión que indaga en procesos sociales particulares, colectivos e individuales con la finalidad de diseñar teorías y propiciar abordajes apropiados y oportunos que además estudia y evalúa las políticas sociales como un espacio que integra a los distintos sectores sociales con intereses contradictorios se configura en mi caso, como una profesión que me permite conocer la dinámica de la sociedad y con ella mi propia dinámica. Desde el Trabajo Social como profesión se me facilita el conocimiento de los movimientos sociales y la organización de los distintos sectores, garantizándome de alguna forma la capacidad de poder dinamizar sus potencialidades y facilitar procesos de construcción de soluciones para la adecuada movilización de
recursos. Las Trabajadoras y Trabajadores Sociales podemos facilitar la elevación de las capacidades de los individuos y grupos sociales para la organización, participación y defensa de los derechos sociales, podemos además analizar y ofrecer respuestas para facilitar también redimensionamientos sociales e institucionales que favorezcan la elevación del nivel de vida de los sujetos colectivos o individuales atendidos e igualmente podemos gerenciar programas y políticas sociales desde, para y con los diversos sectores. Un Trabajador Social tiene la capacidad de evaluar, redimensionar y operativizar políticas y programas sociales así como diseñar y ejecutar un conjunto de estrategias profesionales orientadas al impulso de la organización, participación y movilización de los sectores sociales sujetos de atención.

Ahora, el espacio en esta sociedad, que contiene en dinámica relación al poder con los grupos humanos que han sido de alguna forma explotados, excluidos y disociados por el mismo poder, es el espacio
de la política social que independientemente que se conciba desde el poder para pretender baipasear las contradicciones propias de esta sociedad, es un espacio que integra a distintos intereses de la sociedad y si pretendo profesionalmente hablando, conocer la sociedad, la política social es un espacio conveniente para esto.

Durante toda mi adolescencia y buena parte de mi juventud formé parte de una organización política marxista leninista, lo que fortaleció en mí una concepción materialista de la historia, de la sociedad, lo que fortaleció en mi la creencia de que era necesario transformar como fuera al mundo para poder ser felices. El ser determina la consciencia, la transformación de la sociedad a través de la creación de un nuevo poder que fuera popular, desde y con la mayoría de la población, los explotados, llevaría a la humanidad a un estadio tal, no de igualdades físicas, raciales o conductuales sino, una sociedad donde las oportunidades estuvieran presente para todos y cada uno según fuera su necesidad. Hace siglos que muchos pretenden transformar al mundo para ser libres, en grupos, masas, en cambote, en marejadas, etc. Las llamadas ciencias sociales, las profesiones humanísticas, el Trabajo Social, están muy ligados a todo esto, así como a la religión. Ligado al ser caritativo y servicial con el desvalido, a ser un “transformador” de la sociedad, al hecho de concebir la carrera como caritativa o transformadora, para reinsertar a “disfuncionales o desadaptados” a la sociedad, o para esperanzarlos, organizarlos y movilizarlos por una supuesta transformación de esta sociedad. Incorporarlos a la sociedad para hacerlos “buenas personas” u organizarlos para destruir está sociedad y construir otra para también al final del cuento, ser “buenas personas”. ¿Acaso no somos todos capaces de ser felices hoy, aquí, en este momento transformándonos a sí mismos, haciendo una revolución a lo interno de cada uno de nosotros, levantando nuestra propia rebelión frente a nuestros propios condicionamientos y creencias que hoy nos impiden ser felices? ¿Para intentar hacer caridad o para transformar la sociedad hace falta una licenciatura de cinco (5) años? Aunque puedan existir Trabajadores y Trabajadoras Sociales que sean Sacerdotes, Monjas o Comunistas, la formación profesional de un Trabajador Social no es para ser Sacerdotes, Monjas o Comunistas, es para ser Licenciados en Trabajo Social.

Ubicando todo lo anterior en la relación Trabajo Social-Sociedad, entiendo cómo decía, que dentro de la sociedad existe un espacio que integra distintos sectores sociales con intereses contradictorios, la política social, donde se presentan diversas formas de negociación que terminan estableciendo coincidencias que permiten la definición del rumbo, alcance y la realización de estos sectores. Entiendo también que la existencia de la sociedad como tal, el statu quo para sobrevivir necesita de la política social, de un conjunto de planes que amortigüen temporalmente las contradicciones presentes, asistiendo desde el poder a algunas de las demandas y necesidades sociales de grupos humanos que sin la asistencia del sector público, privado y de la sociedad civil estarían en peores inhumanas condiciones materiales de existencia. En este orden de ideas, para hablar sobre lo que busco abordar desde el Trabajo Social, hablaría de lo que busco o pretendo trabajar, los modos de actuación profesional y de la delimitación de todo lo que como profesional del Trabajo Social pretendo abordar.

Para identificar lo que busco o pretendo trabajar como Trabajador Social, necesitaría tener claro el perfil profesional y el perfil ocupacional con el que voy a trabajar. Entendiendo el perfil profesional como las habilidades, destrezas y conocimiento intelectual técnicamente necesario para la formación de un profesional del Trabajo Social y perfil ocupacional del egresado, entendiendo al perfil ocupacional como los lugares donde ejerceríamos los Trabajadores y Trabajadoras Sociales. Además de esto, necesitaría también estar claro en las formas y modos de actuación profesional desde el Trabajo Social, siendo así para mí y para no hacer más extensa esta entrada, lo dejaré hasta aquí hablando un poco de los perfiles y en la próxima entrada continuo este tema.

Un poco para terminar, el Perfil profesional que necesita un Trabajador Social debe confluir y retroalimentarse de la academia y de las demandas ocupacionales que se expresan en el contexto actual. Demanda que no sólo proviene del Estado y de las instituciones públicas o privadas, sino también de novedosas formas surgidas en el marco de la sociedad civil y los movimientos sociales que van asumiendo protagonismo social y político. Estas organizaciones no gubernamentales y movimientos han agrupado a ciudadanos que frente a la agudización de la crisis general que vive Venezuela y Latinoamérica particularmente, han diseñado planificada y también espontáneamente intentos de solución a determinados problemas que la afectan.

El perfil ocupacional tampoco depende sólo de las demandas del Estado o de las instituciones como estructuras tradicionales, sino también de la sociedad civil y las nuevas formas organizativas. Necesariamente la determinación de la demanda ocupacional, del mercado de trabajo, debe estar enmarcada dentro del carácter contradictorio de los distintos intereses de la sociedad actual. Por lo que el papel de los Trabajadores Sociales en las políticas sociales debería ser fundamental en el análisis del aparataje institucional y el estudio de la dinámica de los movimientos civiles y sociales dentro de una perspectiva claramente democrática e institucional.

Gracias por haber leído esta entrada, me despido por ahora dejándoles otro video que espero les guste.


Main Image Fiddler crabs by Kathy on Flickr (CC BY 4.0) adapted text on the material

Acerca de Carlos Lara

Uno de los tantos seres que viviendo con libertad y amor practica el equilibrio entre el sentir, pensar y hacer. Perfectamente imperfecto, Padre de Victoria, mi Amada BB Bella, #TrabajadorSocial, Defensor de #NNA, Facilitador, #Renacedor, Editor Audiovisual, Multifacético, Felizmente soltero disfruto mi hacer, Soy Aquí y Ahora.
Más Entradas escritas por Carlos Lara

No hay comentarios:

Publicar un comentario