#TSocial y...

#TSocial y...

#TSocial y...

#TSocial y...

La Corrupción, A 27 Años del 27-Feb de 1989.

Imagen de Mafalda. La Corrupción A 27 Años Del 27-Feb 1989.

La Real Academia Española expresa que la corrupción es “en las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.”

Particularmente siento que la corrupción es la expresión de un pensar, un sentir y hacer que incorpora el beneficio de unos basado en el perjuicio de otros, el chantaje, el fraude, la apropiación o privatización por parte de funcionarios públicos, partidos políticos y/o empresas, de lo que es para el bien común. La corrupción no es exclusiva de los espacios de la administración pública, se presenta hasta en la actitud personas que obtienen diplomas, certificados y títulos sin siquiera haberse inscrito, sin haber asistido un solo día a clases en instituciones presenciales, copiándose, chuleteandose o brindando favores sexuales para obtener a cambio, una “excelente” calificación.

La corrupción la permitimos cuando somos sumisos frente al favoritismo y al tráfico de influencias, cuando permitimos el chantaje y obedecemos como maquinas la ejecución de medidas que evidentemente perjudicaran a otros para el beneficio de quienes se creen dueños de lo que probablemente es de todos. En lo informático seguramente nos hemos encontrados con archivos corruptos, archivos que no funcionan, no cumplen la función establecida, se encuentran dañados y el sistema operativo, algún programa o aplicación nos indica que el archivo esta corrupto. En lo político, no es tan preciso como con las maquinas, pero si utilizamos la administración pública para el beneficio privado, individual, de nuestro grupo o partido político, y no para el bien del común o de ese público a quienes en teoría deberíamos beneficiar con nuestra correcta administración de los recursos, pues no sería incorrecto que, en vez de agregar delante de nuestro nombre la abreviatura de Lic., Abog., Doctor o Señor, pues agreguemos Corrupto Fulanito de Tal .

En lo social y comunitario, la corrupción se manifiesta cuando siendo miembros de una organización comunitaria actuamos de forma irresponsablemente inconsciente en nuestras comunidades, preocupándonos y trabajando solo para beneficiar nuestros intereses y los de nuestra familia, nuestro grupo, partido político y afectos a este,
sin importar que perjudiquemos injustamente a otros que también son miembros de nuestra comunidad, a la que estamos de alguna forma “representando”. Consejos Comunales, Cooperativas, Asociaciones Civiles, Juntas de Condominio y cualquier otra organización comunitaria en teoría deberían trabajar por el bienestar común de quienes son su población objetivo y, en algunas de estas organizaciones, quizás la práctica sea todo lo contrario.

Los seres humanos generalmente cuando visualizamos algo que pudiera ser negativo, lo vemos fuera de nosotros y además bien lejos. Apuntamos con el dedo, acusamos y culpamos a terceros de todo lo negativo que nos sucede y … quizás haya algo de cierto en eso, porque no es falso el cuento de que estemos conectados más allá de las artificiales redes sociales controladas cultural, social y políticamente por minúsculos grupos que la utilizan para su desproporcionado lucro. Lo que me parece es que, quizás en vez de culpables, existan más bien corresponsables de la situación que estemos viviendo, sea cual sea, nos beneficie o nos perjudique esta situación. Pero como en otras oportunidades he dicho, ni tan calvo, ni con dos pelucas, al menos en el contexto de esto que hoy abordamos, ustedes leyendo y yo escribiendo, haciendo los gestos que ya hemos hecho e imaginando el posible agrado o desagrado que les generará mis siguientes líneas.

Hay un personaje ficticio de una serie que pasó a ser un clásico interesante a revisar, que asumía en su cotidianidad, en la forma en que se relacionaba con los otros, asumía que todos mentían, incluso el mismo. Es extraño y quizás contradictorio, porque afirmar que “Todos Mienten”, de ser cierto, pues ya sería una mentira esa afirmación, porque la afirmación sería una verdad que al expresarla se invalidaría ya que quien la exprese, cuando la exprese,
la convertiría en falsa porque estaría expresando una verdad que al expresarla quebraría el contenido de la frase y este contenido sería en ese instante una mentira. Se produce un bucle, un dilema interesante de revisar. Y ¿qué tiene que ver las pestañas con los pelos en otras partes del cuerpo? Pues cuando nos empeñamos en imponer, dominar o controlar el accionar de los otros, nos valemos de mentiras y medias verdades para intentar tergiversar en la mente de algunos la realidad, aunque todos sepamos que los hechos evidentemente son inmodificables por palabras, interpretaciones o mentiras, nos empeñamos en maquillarlo a nuestro gusto. El nacimiento de un ser es el nacimiento tanto como la muerte es muerte más allá de lo que queramos pensar. Mentimos e intentamos corromper y corrompernos con el objetivo (entre otros) de sentir el falso poder que da el creer que dominamos o controlamos a otros cuando ni siquiera nos gobernamos a nosotros mismos. ¿Qué quién es el personaje y de cuál serie? El personaje Dr. Gregory House, de la serie House M. D.. Es un clásico, aunque algo vieja, de las mejores, por eso digo, un clásico.

En otras oportunidades he mencionado a Rubén Blades y particularmente una frase que dijera este maestro y poeta de la Salsa en varias entrevistas, “El poder no corrompe, lo que el poder hace es que desenmascara” y evidentemente esto podemos certificarlo en cada instante de nuestras vidas, la diferencia entre unos y otros quizás sea la cantidad de personas que impactamos con nuestros hechos.

Nuestras acciones nos impactan a nosotros mismos y quizás a una o dos personas más, a unas mil personas, a un millón o a dos millones, a un número generalmente indeterminado de seres vivos. Podemos ser dictadores, explotadores y corruptos en nuestros hogares, con nuestras parejas, familia, compañeros de estudios, trabajo o incluso podemos serlo al dirigir una comunidad “organizada” o hasta al dirigir una nación independientemente de la forma en que hayamos llegado al poder. El que sumisamente nos toleren no significa que nuestras acciones sean menos o más dictadoras, explotadoras o corruptas, tanto como el que impactemos a uno o a millones no hace a nuestras acciones sean menos o más dictadoras, explotadoras o corruptas.

Que vayamos el próximo domingo a una iglesia, el próximo miércoles a una sesión de meditación grupal y que la próxima semana realicemos algunas acciones caritativas, no hace que una acción explotadora y corrupta que realicé hoy, deje de ser lo que es. ¿Recuerdan la pirámide de las que les hablé en la alegría de vivir, la que forma parte de la estrella de seis (6) puntas?, pues, a veces estamos en ella, la reproducimos, la legitimamos y no nos damos cuenta de ello. El mundo no es un ente abstracto y distante de nosotros, nuestra cotidianidad es el mundo, somos el mundo.

Si pregonamos un modelo de ser humano de nuevo tipo, que ame y honre a todos los seres vivos tanto como a sí mismo, no tiene sentido esperar a que se realice una revolución mundial, a que haya una transformación social o a que se “conviertan” todos a una religión política o “espiritual”, para ser, ese humano de nuevo tipo no tiene sentido esperar a que “venga cristo”, no tiene sentido esperar la muerte para ir al paraíso, hay que ser aquí y ahora, rebelarnos frente a todas las creencias, frente al pasado, y ser hoy, en nuestra cotidianidad, no en planos astrales, no en sueños ni en frenéticos “estados meditativos” o en agitados sermones religiosos y políticos, sino en nuestra real cotidianidad.

La programación, la coherencia, la precisión, la exactitud, quizás sea más propio de las maquinas que de los seres humanos, pero el balance, el equilibrio además de ser propio de nuestra humanidad, es en este aquí y ahora necesario conseguirlo, el equilibrio entre nuestro sentir, pensar y hacer. Pensar, imaginar que somos amor, que amamos a la humanidad por un lado y darle garrotazos por el otro, no es nada equilibrado ni amoroso. Hablar de honestidad y transparencia, mientras realizamos acciones corruptas, no es tampoco nada equilibrado. En las siguientes líneas intentaré acercarme a elementos más cotidianos para profundizar un poco más.

Muchas veces somos crueles y hasta hostiles sin la capacidad de discernir que lo somos, siendo corruptos, donde vemos a otro corrupto expuesto, pues allí apuntamos toda nuestra artillería y abrimos fuego hasta, junto con muchos otros, acabar con el corrupto sin siquiera hacer un proceso mínimo de revisión propia. Voy con unos de mis ejemplos:

- Un dirigente comunitario, en una de las tantas columnas humanas, filas o colas para comprar alimentos a un local de distribución del Estado, lee un panfleto con muchas páginas, papel y tinta que sirve a un sector político y que algunos afirman, es un periódico, la prensa y le comenta a los que están cerca, que la crisis de su país es culpa del norte… son la 5:30 a.m, solo hay cincuenta y seis (56) personas en cola, el horario de apertura y venta del local inicia en tres (3) horas, a las 8:30 a.m..

- Pasan solo veinte (20) minutos, siendo las 5:50 a.m sesenta (60) personas en cola, no más de treinta (30) personas están en los alrededores, sin embargo, hay una lista de doscientas treinta y ocho (238) personas. ¿Dónde están las ciento cuarenta y ocho (148) personas que faltan?

- Opción 1.- Aun dormidas en sus cálidos hogares.
- Opción 2.- Haciendo cola en otro lugar para matar dos pájaros de un solo tiro.
- Opción 3.- En pleno mañanero, ojo, tomándose el cafecito de la mañana .
- Opción 4.- Dirigiéndose a su empleo para hacerse ver y luego escaparse rumbo a la respectiva columna humana (cola).
- Opción 5.- Ninguna de las anteriores. (para que no me digan malo )

- 7:30 a.m siguen culpando al norte, a los corruptos infiltrados, a la otra derecha, a la oligarquía, a la burguesía, al niño, al zika, al patas blanca, al chinkunguya, a los gorgojos en el arroz, al diablo, a los bachacos, al coco, etc. (No creo en culpas y aunque suene caricaturesco tampoco significa que este negando las responsabilidades que pudieran tener algunos de los mencionados por el dirigente comunitario acusador.)

- 8:00 a.m Empieza el dirigente comunitario junto a otros pocos, a gritarle a las personas en cola:

- “¡Organícenseee por favooor! Échense para atrás, para que se metan las personas que están en la listaaa!”

- Cada 10 min gritan lo mismo, con más fuerza y agregando:
“¡Si no nos organizamos no nos venderán la comida,
no van a recoger las cédulas,
no saboteen ordénense,
échense para atrás, estiren la cola para que se metan los que están en lista!”


- 5:00 p.m al fin, entran quienes llegaron a las 4:30 a.m, pues primero entraron los que estaban en la lista que a gritos pedían dirigentes comunitarios se respetara. Ya no hay Pollo, Arroz, Espaguetis, Harina Pan ni compasión humana, solo quedan sobras. Arrasaron con todo a quienes le dieron acceso VIP a través de una lista.

- Más de cien (100) personas que no les importó las personas que estaban en cola,
dirigentes comunitarios a quienes tampoco les importó el orden en que llegaban las personas. El poco “poder” del que disponían, que les otorgaba un cargo en una organización comunitaria, una cooperativa de alimentación, su supuesto discurso anticorruptos y crítico, su militancia política, la utilizaron para tener ventajas sobre otros, para beneficiarse y beneficiar a quienes a ellos le interesaba beneficiar, a esa corrupción no le llaman corrupción, le llaman ellos mismos “viveza”. La verdad no sé qué tiene que ver el perjudicar a otros con vida, pero así le llaman algunos.

Esto es solo un ejemplo de miles, donde somos tan corruptos como quienes con más poder y alcance también lo son. Si les das más poder, veremos cómo caen las máscaras. Algunos podrán sostenerlas por muchísimo tiempo con una incontable cantidad de personas que estando debajo de ellos le ayudan borregamente a mantener las máscaras, pero el día en que caen las mascara llega, quedan expuestos los corruptos y bueno, ya saben lo que sigue, otros lo señalan, acusan, bla, bla, bla…

No se emocionen mucho quienes levantan la bandera de la “justicia” y el “cambio” pues también tienen prácticas que pueden categorizarse como inadecuadas y corruptas, difícilmente pueda llamársele de otra forma a las acciones que se realizan en gobiernos municipales y regionales donde obligan a participar en sus actividades proselitistas a quienes son afectos a partidos “contrarios”, donde obligan a funcionarios a despedir a otros porque piensan o militan en partidos distintos, donde inclinan la entrega de los presupuesto participativos municipales de cada año para la militancia política de sus partidos en las comunidades y donde sabotean el ejercicio profesional, despiden y difaman a funcionarios que se oponga a estas líneas, líneas que evidentemente se enmarca dentro de acciones dictadoras, explotadoras o corruptas, acciones que son lo que son y no otra cosa, tenga el color que tenga y levanten la bandera que levanten. Estamos ante una situación donde tenemos vendedores que ofrecen un complemento vitamínico en un frasco rojo para tener una mejor salud pero que termina enfermándonos y otros vendedores que nos ofrecen el mismo complemento vitamínico, pero en un frasco amarillo disque para sanar los males del “otro” complemento.

Comprar la comida que nos da la gana, la marca que nos da la gana y en la cantidad que nos da la gana pasan hacer promesas de quienes quieren apoyo para desarrollar sus políticas; abuelos, niños y adolescentes con más de catorce horas a la semana en colas para comprar alimentos, la abundante escasez de productos de la cesta básica alimentaria, las elevadas cifras de muertes violentas ahora, entre otras, según algunos políticos, es una situación que solo cambiará cuando sus políticas sean apoyadas, cuando hagamos como borregos lo que ellos indican. El liberalismo económico, el neoliberalismo salvaje y el neoliberalismo disfrazado en su diseño e implementación práctica han demostrado ser modelos corruptos, asumiendo en este caso, corrupto como cosa, acción o persona que debería beneficiar al común, a las mayorías que lo necesitan, a todos, a un pueblo y/o a una nación, pero que solo a unos muy pocos benefician mientras que perjudica a los muchos a los que presuntamente quería beneficiar. Desde finales de los 80 hasta la actualidad, son evidentes las muestras de fracaso de estas culturas o modelos en la vida de los venezolanos tanto que el nivel de descontento en algunos momentos se materializó en protestas y acciones violentas organizadas y hasta en acciones espontaneas como el Sacudón en 1989 (mal llamado Caracazo). En la década de los 80 y los 90 cayeron asesinados en protestas pacíficas y confrontaciones violentas más de 50 seres humanos (sin contar los asesinados durante el Sacudón y en las intentonas golpistas), entre los que cuentan los veintitrés jóvenes guerrilleros del Frente “Américo Silva”, brazo armado del partido Bardera Roja (clandestino en ese momento) heridos, torturados y posteriormente ajusticiados cuando militarmente se encontraban indefensos y prisioneros del gobierno del Social Cristiano Luis Herrera Campins del partido COPEY; Belinda Álvarez, estudiante de la Escuela de Trabajo Social de la UCV;
Jessica Díaz, estudiante de quinto año de bachillerato; Richard López Plaz, estudiante de Agronomía de la UCV, entre otros. Durante la década del 2000 y la década que aún no termina también han caído asesinados en protestas y confrontaciones violentas más de 50 seres humanos, Johnny Obdulio Palencia dirigente obrero y vecinal, Alejandro Márquez, Bassil Da Costa, Geraldine Moreno Orozco, entre otros. En otro post voy a profundizar un poco más en por qué políticas, planes y proyectos resultan ser corruptos desde su origen, inicio, diseño y por qué en su desarrollo o materialización coherentemente resultan ser corruptos. Esta es parte de la realidad, pero también es real que hay seres valiosísimos que lamentablemente aún siguen dentro de esta pirámide legitimando toda esta situación, pero sé que más temprano que tarde estos seres saldrán de esas pirámides para poder construir el mundo que necesitamos.

Como la corrupción y sus consecuencias no es exclusivo de la administración pública, seguiré revisando a través de un ejemplo distinto. Un hombre con la creencia de ser un gurú espiritual, un guía, un maestro, a quien una mujer le seguía perdidamente enamorada y probablemente correspondida, a carcajadas y a voz populi le comenta, divirtiéndose un mundo, como él había maltratado a un niño, aunque esto era una anécdota probablemente cierta, para ella y para algunos pocos, este era un ser espiritualmente elevado, mientras que africanos que protegían niños eran satánicos por practicar cultos del Congo. Soy defensor de niños, niñas y adolescentes, y para mi cualquier ser que proteja a los niños son los seres más elevados que puedan existir, mientras que quienes los maltratan, siento que ni siquiera alcanzan a amar su propia humanidad. Otro ejemplo de desequilibrios entre el sentir, pensar y hacer que definitivamente también corrompe nuestra humanidad. No son las palabras, las imágenes las que transforman al mundo, son acciones correctas (conscientes) en equilibrio con el sentir y el pensar. ¡Que vivan las caras lindas de mi gente negra! Que viva Africa!!. ¡Iboru, Iboyá, Ibosheshe! ¡Que Nsambia Y To Los Npungos Acutare A Quienes Protegen A Lo Niños, Nsala Malekum! No voy a explicar que significa cada una de las palabras anteriores, solo le digo a quien no las comprenda, que reivindico lo que en mi consciencia me nace y me nace reivindicar lo que de forma mediocre ha sido injustamente satanizado.

Un último ejemplo por hoy, muchos seres humanos hablamos de amor, de igualdad de oportunidades, de sociedades donde no haya, explotados ni explotadores, de paraísos y maltratamos a nuestras parejas, a nuestras familias, sin siquiera darnos cuenta que estamos maltratando, considerando “natural”, normal el maltrato, nos imponemos y dominamos a nuestras parejas e hijos y si no permiten control o dominación alguna, entonces son seres “malignos”. Establecemos proyectos comunes que terminamos privatizando, individualizando en el accionar, tomamos decisiones sin consultarlas con quien supuestamente tenemos un proyecto en común, desautorizamos, irrespetamos y muchas veces ni escuchamos a nuestras parejas e hijos, somos incapaces de construir una familia donde respetemos los derechos propios, individuales y los de quienes nos acompañan, hablamos de igualdad de género, decimos en el discurso, trabajadoras y trabajadores, venezolanas y venezolanos, gritamos Paridad de Género en los empleos, en la administración pública, en que se yo y somos incapaces de cocinar o de lavar la ropa interior de nuestra pareja, de nuestra compañera, porque macho que se respeta no lava y menos la ropa interior de la mujer!!. y para terminar por ahora, partiendo de que es correcto señalar la injusticia en el mundo es necesario que tengamos presente que somos parte de este mundo, somos el mundo y simultáneamente que revisamos “afuera” podemos revisar “adentro”, revisarnos, profundizar en nosotros y contribuir con un verdadero cambio, con una verdadera revolución, que se exprese con el equilibrio entre nuestro sentir, pensar y hacer.

Ya llevamos más de 3 mil palabras y este cuento no está terminado , tampoco concluido, nada de lo que expreso está concluido porque lo que concluye muere y aunque todos vamos pa’ esa, pues mientras estemos aquí, apostar responsablemente a lo dinámico, a la vida en las palabras, en el pensar, sentir y hacer puede ser todo un disfrute. Así que aquí lo dejo y me despido enviándoles un sentido abrazo a todas y todos dejándoles unas palabras de Rubén Blades, un video de Las Caras Lindas de Ismael Rivera y la invitación para que los escuchen a los dos en “El Amanecer Salsero” de #TSocialy Radio todos los sábados desde las 5p.m hasta el domingo a las 8a.m.


"Yo entré a la política como un acto de defensa propia
Hay un problema con la política. Dicen que el poder corrompe a la gente. Y yo siempre digo que el poder no corrompe, lo que el poder hace es que desenmascara. Es un cuento eso de que llegaste al poder y te volviste malo. No, tú ya eras malo antes, lo que tienes ahora es poder para hacer cosas peores. Dicen que los políticos son corruptos. ¿Y quién los puso allí? No fueron extraterrestres, los pusiste tú".

Rubén Blades
 

Acerca de Carlos Lara

Uno de los tantos seres que viviendo con libertad y amor practica el equilibrio entre el sentir, pensar y hacer. Perfectamente imperfecto, Padre de Victoria, mi Amada BB Bella, #TrabajadorSocial, Defensor de #NNA, Facilitador, #Renacedor, Editor Audiovisual, Multifacético, Felizmente soltero disfruto mi hacer, Soy Aquí y Ahora.
Más Entradas escritas por Carlos Lara
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario